MENU

Mar & Tommy decidieron darse el sí quiero en un lugar de cuento, una boda en Castell de Tamarit. Tanto los preparativos como el resto de la celebración transcurrió en este singular lugar. La novia iba radiante y el novio elegante y muy feliz. La ceremonia la organizaron frente al mar. Después de la ceremonia pudimos hacer un precioso reportaje en el mismo castillo aprovechando todos los rincones que ofrece. El aperitivo estuvo preparado en el exterior, justo debajo del castillo frente al mar. Después, subieron todos los invitados al salón para la cena. Hubieron muchas sorpresas, incluido un rapto a la novia, tradición de Finlandia de donde es el novio. Una vez recuperada la novia, la discoteca no dejó de estar vacía en ningún momento. La fiesta duró hasta altas horas. Un día inolvidable.

CLOSE
Abrir chat